ESTÁ VIENDO LA VERSIÓN ANTERIOR DE ARAGÓN DIGITAL,
HAGA CLIC AQUÍ PARA VER LA NUEVA VERSIÓN
aragóndigital.es
Viernes, 19 de julio de 2019
Sociedad
Verónica de Castro Alonso

31/3/2016

El 29% de los pacientes de la Unidad de Adicciones de Cruz Roja presenta enfermedades psiquiátricas
El 29% de los pacientes que atiende la Unidad de Adicciones de Cruz Roja presenta enfermedades psiquiátricas. Además, el 40% tiene antecedentes familiares por consumo de drogas. En 2015 han atendido a 266 personas, la más joven de tan solo siete años. Entre los jóvenes, el consumo de cannabis es el que está más arraigado.
La UASA de Cruz Roja en Zaragoza ha presentado sus datos de 2015
La UASA de Cruz Roja en Zaragoza ha presentado sus datos de 2015

Zaragoza.- En el año 2015, la Unidad de Atención y Seguimiento de Adicciones (UASA) de Cruz Roja en Zaragoza atendió a 266 personas y se llevaron a cabo cerca de 3.000 consultas con ellas y sus familias.

De los pacientes, el 29% tienen patología dual. Es decir, que además de la adicción presentan una enfermedad psiquiátrica que supone que el tratamiento "sea más dificultoso, porque no siempre están diagnosticados y hay que conseguir que sigan el tratamiento", ha señalado la responsable de la UASA, Susana Royo.

Una de las cosas que más preocupa a la UASA es la edad en la que comienza el consumo porque el año pasado han tratado a un menor de siete años por consumo de alcohol. En el otro extremo, la edad máxima (también en el caso del alcohol) es de 55 años en hombres y 54 en mujeres. Por su parte, la edad media de los pacientes ha ascendido hasta los 40 años.

El 85% de los pacientes son hombres y el resto mujeres. Además, el 40% tiene antecedentes familiares por consumo de drogas o por adicciones. Y un dato más, 74 de las personas atendidas eran menores de 24 años y, de ellos, 51 tenían multas administrativas. Entre los jóvenes, lo más habitual es la adicción al cannabis y muchos de ellos tienen problemas legales.

Los tratamientos en la UASA suelen ser de un mínimo de seis meses. Un dato que ha señalado Royo al respecto es que la tasa de abandono ha disminuido: "Es un dato importante porque muchas veces los pacientes vienen porque se lo dice su médico y no porque ellos quieran, por lo que les cuesta reconocer la adicción y muchas veces dejan el tratamiento".

De las 266 personas atendidas por la UASA, 112 están en programas de tratamiento con metadona y 48 de ellos llevan en la Unidad desde el año 2001. "El 40% de las altas que hemos dado en 2015 han sido terapéuticas. Es decir, que el proceso ha terminado", ha detallado Royo, que también ha asegurado que ha disminuido el número de readmisiones.

Desde la UASA también trabajan en la prevención y ofrecen información sobre los servicios que ofrecen en zonas de prostitución y de botellón. Además, hace apenas un mes han puesto en marcha un nuevo proyecto que permite a las personas que tienen que prestar trabajos a la comunidad cambiar esa condena por 25 sesiones en la UASA en las que trabajan con psicólogos diferentes aspectos. "Este programa nos permite detectar si hay una adicción real e iniciar, en su caso, un tratamiento", ha puntualizado Royo.

La UASA lleva trabajando desde el año 2000.