ESTÁ VIENDO LA VERSIÓN ANTERIOR DE ARAGÓN DIGITAL,
HAGA CLIC AQUÍ PARA VER LA NUEVA VERSIÓN
aragóndigital.es
Miércoles, 18 de septiembre de 2019
Economía
Raúl Gascón Tella

16/2/2017

El Ayuntamiento de Épila se adscribe al convenio entre el Gobierno de Aragón y BonÀrea
El Ayuntamiento de Épila se ha adscrito este jueves al convenio entre el Gobierno de Aragón y BonÀrea para la instalación de una planta de la empresa agroalimentaria en el Polígono Industrial el Sabinar. Los trabajos arrancarán en dos o tres años y la labor del Consistorio será agilizar los trámites urbanísticos de las 140 hectáreas.
Después del acto, la expedición ha visitado los terrenos donde se construirán las nuevas instalaciones
Después del acto, la expedición ha visitado los terrenos donde se construirán las nuevas instalaciones

Zaragoza.- Día histórico para Épila. El Ayuntamiento de la localidad zaragozana se ha adscrito al convenio entre el Gobierno de Aragón y BonÀrea para la instalación de una planta de la primera empresa agroalimentaria del país en el Polígono Industrial el Sabinar. Tras su aprobación en el Pleno, el Consistorio trabajará en acelerar lo máximo posible los trámites urbanísticos y fiscales.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha calificado de "grandioso" este acuerdo por su importancia en la economía aragonesa. "Depende de la buena sintonía entre la empresa privada y las dos administraciones", ha valorado. Además, también ha destacado la labor del alcalde "haber sido los impulsores y los que, con su creencia en el proyecto, la idea no decayera".

El grupo catalán invertirá en la Comunidad unos 400 millones de euros y creará unos 4.000 puestos de trabajo. Preparar a Aragón para este impacto económico será la misión del Gobierno. Para ello, "debemos empezar a trabajar con las cooperativas agrarias, con los agentes sociales y con todos los representantes de la sociedad involucrados en el desarrollo de la agroalimentación para que el impacto de esta implantación económica sea el máximo posible", ha detallado.

BonÀrea se instalará en unos terrenos a unos cinco kilómetros del centro de Épila. Serán 140 hectáreas, la mitad de propiedad municipal. Los 70 restantes deberán ser expropiados por la DGA, aunque su coste, 10.000 euros por hectárea, será asumido por la empresa, tal y como ha detallado el alcalde de la localidad, Jesús Bazán. Entre los compromisos que adquiere el Ayuntamiento, se encuentra la colaboración en la obtención del suelo para prevenir prácticas especulativas, así como declarar Bien de Interés Municipal para aplicar las bonificaciones fiscales firmadas en el convenio.

El alcalde se ha mostrado prudente con los plazos de comienzo de las obras, aunque ha mantenido que arrancarán entre finales de 2019 y 2020.

En el acto de firma del convenio, celebrado en el pabellón polideportivo de Épila, han participado el director general de Nuevos Proyectos del Grupo Guissona, Salvador Reich; el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero; el vicepresidente de la Diputación, Martín Llanas, además de Lambán y Bazán. Posteriormente al acto protocolario, se han desplazado a los terrenos donde se ubicará BonÀrea.