ESTÁ VIENDO LA VERSIÓN ANTERIOR DE ARAGÓN DIGITAL,
HAGA CLIC AQUÍ PARA VER LA NUEVA VERSIÓN
aragóndigital.es
Martes, 12 de noviembre de 2019
Tribuna Digital
José Ignacio Martínez Val

12/12/2018

Listado de clientes: ¿secreto de empresa?

Saltándome mi costumbre habitual de hablar de política, voy a comentar algo muy habitual en el mundo empresarial: empleados que se marchan de una empresa para montar una propia con la misma actividad o que se van a la competencia. ¿Podrán emplear el listado de clientes de su anterior empresa? Pues depende. 

En nuestra Constitución existe el principio de libertad de empresa en virtud del cual cualquier persona puede tener su empresa, no existiendo monopolio absoluto de ninguna empresa sobre sus clientes. Es decir, todos podemos crear una empresa con cualquier actividad, incluida la de la empresa a la que se haya estado trabajando hasta ese momento (salvo que hayamos firmado un pacto de no competencia con ella) y tratar de captar a sus clientes, ahora bien, la recopilación de los datos de esa clientela y su captación debe realizarse de modo lícito y leal con el antiguo empresario y actual competidor. 

Lo que el exempleado no podrá hacer es usar la lista de clientes cuando esta tenga carácter secreto (y no se haya conocido por la propia labor dentro de la empresa) que lo tendrá cuando la empresa le haya querido otorgar ese carácter haciéndola no accesible a terceras personas incluidas empleados, tenga valor comercial y se hayan implementado medidas de seguridad para evitar su acceso (claves de acceso por ejemplo). 

Si no es el caso y el empleado ha conocido a los clientes por el desempeño de su labor en la antigua empresa podría, siempre respetando la buena fe (no denigrando a su anterior empresa; no imitando sus métodos, logos, etc; no aprovechándose de su prestigio en el mercado; no efectuando actos de confusión,…) contactar y poder llevarse lícitamente a los clientes de esta.


Director de Martínez-Val Abogados