ESTÁ VIENDO LA VERSIÓN ANTERIOR DE ARAGÓN DIGITAL,
HAGA CLIC AQUÍ PARA VER LA NUEVA VERSIÓN
aragóndigital.es
Martes, 12 de noviembre de 2019
Cultura
Redacción

27/12/2010

Multitudinaria despedida a Ricardo Vázquez-Prada, cuyo cuerpo ha sido incinerado este lunes en Torrero
Durante el fin de semana numerosas personas se han acercado a Torrero para dar su último adiós al periodista y escritor Ricardo Vázquez-Prada, cuyo cuerpo ha sido incinerado este lunes. El que fuera presidente de la Asociación de Prensa de Aragón falleció el pasado viernes en Zaragoza a los 68 años de edad, tras una larga enfermedad.
Ricardo Vázquez-Prada, en una imagen de archivo
Ricardo Vázquez-Prada, en una imagen de archivo

Zaragoza.- Numerosos familiares, amigos y compañeros de profesión se han acercado durante este fin de semana hasta el zaragozano cementerio de Torrero para despedirse del periodista y escritor Ricardo Vázquez-Prada, presidente de la Asociación de la Prensa de Aragón entre 1992 y 1996, cuyo cuerpo ha sido incinerado este lunes. Vázquez-Prada falleció el pasado viernes, día 24, a los 68 años de edad en la ciudad de Zaragoza tras sufrir una larga y dura enfermedad, que hasta el último momento afrontó con gran valentía.

Nacido en Barcelona, este gran periodista trabajó y vivió durante muchos años en la capital aragonesa, ejerciendo principalmente su profesión en el Heraldo de Aragón donde elaboró editoriales, entrevistas, reportajes así como críticas de música, literatura, cine y crónicas taurinas. También tuvo una fecunda actividad literaria que se vio interrumpida por la enfermedad contra la que ha luchado hasta el último momento, con valentía y sin descuidar a sus amigos, con los que mantenía activa comunicación telefónica y por mail.

Con Vázquez-Prada muere uno de los periodistas más importantes que ha trabajado en la Comunidad de Aragón en el siglo XX, auténtico referente en campos como el de la información taurina. La Asociación de la Prensa de Aragón emitió una nota de condolencia en su página web: "Nuestro compañero destacó siempre como un firme defensor de la libertad de prensa y de la labor crítica de los profesionales", además de añadir un rotundo "fue un magnífico crítico taurino".

Además del reconocimiento público de sus compañeros de profesión, el Gobierno francés lo distinguió en 2000 como "Caballero de la Orden Nacional del Mérito" por su intensa labor periodística en fomento de las relaciones hispano-francesas. Muy amigo de sus amigos y persona que defendió con gran vehemencia sus principios, queda como ejemplo de periodista comprometido con su profesión y su tiempo.