ESTÁ VIENDO LA VERSIÓN ANTERIOR DE ARAGÓN DIGITAL,
HAGA CLIC AQUÍ PARA VER LA NUEVA VERSIÓN
aragóndigital.es
Domingo, 15 de diciembre de 2019
Política
Redacción

28/7/2011

Boné pide al Gobierno central saldar la deuda autonómica con la falta de inversión estatal
El PAR ha presentado una proposición no de ley en la que insta al Gobierno central a saldar la deuda autonómica de Aragón con la falta de inversión estatal en la Comunidad. El portavoz del PAR en las Cortes, Alfredo Boné, defiende que el Estatuto permite que este intercambio entre Comunidad y Estado sea posible.
Alfredo Boné, en una imagen de archivo
Alfredo Boné, en una imagen de archivo

Zaragoza.- El vicepresidente y portavoz del PAR en las Cortes de Aragón, Alfredo Boné, ha registrado una proposición no de ley en la que reivindica que la deuda financiera que el Estado solicita a Aragón quede subsanada por la "poca" inversión estatal que, a su juicio, ha hecho el Gobierno central en la Comunidad.

En una nota de prensa, el portavoz del PAR ha recordado que su grupo "siempre ha reivindicado que esos remanentes de los Presupuestos Generales del Estado que el Gobierno central deja sin gastar cada año y que deberían beneficiar a Aragón, se transfieran a la Comunidad para que podamos ejecutarlos desde aquí”.

Boné ha aprovechado para hacer una defensa del Estatuto y ha puesto de relieve que “este instrumento permite habilitar estos mecanismos”, al tiempo que ha apuntado que “el pacto de gobernabilidad firmado con el PP incluye la búsqueda de fórmulas para mejorar los niveles de ejecución de las actuaciones incluidas en los Presupuestos Generales del Estado, mediante mecanismos de transferencia de remanentes a la Comunidad Autónoma con objeto finalista”.

En cuanto a la fijación de un techo de gasto a las Comunidades, el PAR considera que no sería aceptable un café para todos: “Hay muy diversas circunstancias de desarrollo, crecimiento, endeudamiento, inversión... No serían admisibles unos techos que consagrasen agravios entre comunidades, y por tanto, entre ciudadanos de primera y de segunda”, advierte el PAR.